Desde siempre los zapatos Oxford han sido la elegancia personificada dentro del armario masculino. Su versatilidad para todo tipo de combinaciones, cortes y colores lo convirtieron en el sinónimo de estilo clásico y multifuncional década tras década.

 

Durante el siglo pasado, a lo largo de las diferentes décadas, siempre como una opción cómoda y con un ligero acento sofisticado a los clásicos escarpines, salones y bailarinas, fueron surgiendo Bluchers y Oxford para el armario femenino. Habitualmente sin tacón y casi siempre con unas paletas de colores muy discretos.

 

Históricamente los Oxford para mujer se han vestido con todo tipo de trajes de chaqueta. Suponían  la culminación al look formal, casi siempre con pantalón clásico. Es en Estados Unidos,  desde fines de los años cuarenta y en los años cincuenta cuando comienza el cambio. Los blucher y algunas derivaciones empiezan a vestirse como un modelo para looks casuales y casi deportivos. Colección tras colección, aparecía siempre como complemento a los clásicos tacones un blucher cómodo y discreto para los momentos de ocio.

 

Pero desde hace varias temporadas ya en este siglo XXI el estilo Oxford se ha ido imponiendo con mucha fuerza. Esto puede ser así por el ultra complicado estilo de vida de la mujer actual. Frente a esos problemas, la solución más sencilla y clásica de vestir un Oxford para todo el día, tanto para el entorno laboral como para el fin de semana, ha ganado muchas adeptas.

 

Por un lado, se ha unido a su tradicional elegancia y comodidad el añadido de modelos con combinaciones de color mucho más divertidas y abiertas que los tonos clásicos de toda la vida.

 

Además de ello, se han añadido todo tipo de detalles como por ejemplo usar cordones de colores, modelos con suelas extrafinas o ultra anchas y variaciones en los acabados y punteras. Todo ello ha conseguido que el blucher se haya convertido en algo más que una opción para fashionistas o adictas a las tendencias.

 

Hoy por hoy, para la mujer que tiene una jornada laboral y personal interminable todos los días del año, necesita aliados que le proporcionen comodidad, abrigo, elegancia y que sean ultra combinables con todo tipo de estilos. Que todo ello le permita que al llegar la noche y el merecido descanso, sólo haya habido comodidad en los pies de su usuaria.  Y que al día siguiente, sea cual sea la actividad que llene su imposible agenda, tenga la absoluta seguridad de que la eterna comodidad unida a la elegancia de sus Oxford le va a garantizar un descanso a sus muy ajetreados pasos.

Algunas sugerencias de combinación

Como inspiración para todas, aquí os queremos mostrar algunos ejemplos de lo fácil y bien que combinan los nuevos Oxford femeninos con todo tipo de cortes y colores.

 

Un buen ejemplo de Oxford con una sencilla falda corta negra.  Aquí tenéis  esta combinación con uno de nuestros  modelos más vendidos, el Oxford bicolor Lena Green on red.

 

 

 

 

 

 

Oxfords con mini tableada y medias

 

 

 

 

 

 

 

 

Un ejemplo de Oxford monocolor con vestido largo estampado oscuro

 

 

 

 

 

 

 

Aquí teneís unos Oxford bicolor con vestido mini negro

 

 

 

 

 

 

 

Otros Oxford con mini vestido estampado y socks

 

 

 

 

 

 

 

 

Unos Oxford con mini vestido estampado

 

 

 

 

 

 

 

 

Blucher con mini vestido negro

 

 

 

 

 

 

 

 

Y por supuesto, nos siguen gustando las combinaciones de Oxfords y Blucher con todo tipo de pantalones y cortes. Aquí os mostramos por ejemplo los Palazzo

 

 

 

 

 

 

 

 

Oxford con pantalones más clásicos ovesized

 

 

 

 

 

 

 

 

Blucher con pantalones de corte recto clásico

 

 

 

 

 

 

 

 

Y finalmente Oxford con unos estrechos pitillo negro

 

 

 

 

 

 

 

Como podéis ver, múltiples opciones y todas tan perfectas como llenas de estilo. ¿Cuál es tu versión favorita?  ¿ Más Corta o más larga ? Estamos encantados como siempre de recibir tus ideas y comentarios.

Déjanos tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>