En el proceso de fabricación de nuestros zapatos se llevan a cabo más de 100 operaciones diferentes.

El primer y más importante paso es la creación de la horma, que básicamente es una réplica del pie humano tallada a mano en madera o modelada en plástico.

Determina el contorno del arqueo y como se distribuirá el peso de la persona sobre el zapato, ambos factores cruciales para tu comodidad.

Se necesita una horma distinta para cada estilo de zapato, para cada nuevo modelo. La fabricación de una horma perfecta necesita de muchos años de experiencia.

Tras efectuar aproximadamente 35 mediciones a partir de una huella que dibuja la distribución del peso corporal, el artesano observa entre otros detalles, la simetría de los dedos, calibra las dimensiones del empeine y le eminencia metatarsiana del pie, para calcular perfectamente la altura del dedo gordo y el contorno del empeine.

Asimismo determina la forma en que se moverá el pie dentro del zapato.

El desafío consiste en coordinar todas estas medidas sin comprometer toda la belleza arquitectónica del diseño del zapato.

zapato beatnik

Otro proceso importante consiste en establecer la altura adecuada para la caña del zapato: si es demasiado alta, rozará los tendones, si es demasiado baja el zapato no sujetará el pie correctamente.

Pero la parte fundamental para que el zapato se ajuste a la perfección es la medida de la curva del arqueo, el área que incluye la eminencia y el empeine del pie, ya que es aquí donde recae todo el peso del cuerpo cuando el zapato se encuentra en movimiento.

fabricación del zapato

Una vez realizados todos estos procesos y utilizando la horma como guía, el artesano que elabora la plantilla corta la parte superior y el forro, bisela los bordes para garantizar un buen ajuste y cose todas las piezas.

fabricación del zapato

Acto seguido, realiza la puntera, añade el contrafuerte (un refuerzo para la parte posterior) y remoja la piel de modo que se adapte con facilidad a las líneas de la horma.

El artesano coloca con cuidado la parte superior sobre la horma, tensándola antes de clavarla fuertemente en su sitio.

La parte superior se coloca durante dos semanas en la horma antes de ensamblar la base. Finalmente, los artesanos ribetean la vira, pulen el tacón, lustran la suela y colocan el forro de la base.

Cuando se le haya aplicado la cera para darle el brillo y se le den los últimos retoques estéticos, el zapato ya estará listo para encontrarse contigo.

Zapato marrón cordones para hombre hecho a mano en España por Beatnik

MATERIALES

Zapato de mujer en estilo Oxford bicolor de charol verde y rojo Lena Green on red

Para las partes en contacto con áreas de desgaste, utilizamos piel de becerro joven, muy apreciada por los expertos por su indudable calidad.

Resistente pero flexible, la piel de becerro se utiliza para las piezas de artesanía más refinadas.

La estructura de esta piel, se trabaja creando una capa fina, suave y resistente en el exterior que resalta todo su atractivo.

Fuerte a la vez que suave, este tipo de piel agradece como pocas un cuidado trabajo artesanal.

La mayoría de las piezas combinan la piel con un acabado mate, con otras piezas con un cuidado brillo que genera un efecto armónico de singular atractivo.

Los partes que conforman cada una de las piezas se encajan a modo de bisagra y se cosen a mano con un hilo especialmente resistente. Cada puntada cuenta y todas deben ser perfectas, sin equivocaciones.

Las piezas de piel se solapan y se cosen a máquina. Para unir los accesorios utilizamos un hilo especial dotado de la mayor resistencia, en un minucioso y preciso trabajo artesanal.

Para producir un efecto perfecto se requiere la mayor precisión y habilidad. Cada pequeño error, significa retirar la pieza entera, pues sería lamentablemente visible.

Una de las características de este tipo de piel es que no ataca los apliques metálicos. Este tipo de piel y técnica no está al alcance de todos lo curtidores. Se respeta siempre la textura natural.

Lena Oxford bicolor en charol verde y rojo para mujer por Beatnik shoes

De piel natural con un endurecimiento y tratamiento antihumedad. Cosido y pegado al fondo del zapato para la mayor durabilidad e inmovilización de la planta del pie.

El logo de la colección se incorpora por un único golpe de pintura ignífuga ecológica libre de tintes y químicos.

El logo del fondo exterior, es un golpe que incorpora número y logo mediante calor seco.

El color viene producido por pintura antitóxica de origen vegetal.

En caso de que haya elegido apliques de color en la suela, se tratará de un polímero de color artesano, neutro e inerte, sin riesgo alérgico o químico.

Astrud botines planos para mujer en piel azul por Beatnik Shoes

El material utilizado es cuero natural con un tratamiento impermeabilizante, que asegura la máxima duración y resistencia tanto a la humedad, como al rozamiento o al peso (que permite todo tipo de giros, saltos o golpes bruscos).

zapato de cordones Oxford formal para traje en rojo hombre por Beatnik Shoes

Piel tallada, tratada y endurecida en el extremo con un canutillo de polímero. Vienen tratados con un tratamiento anti humedad para evitar cambios de color por la lluvia, o por el rozamiento.

Hemos realizado pruebas de resistencia a la presión y a la tensión.

Los tintes para conseguir el color, son de origen mixto y utilizan una técnica especial para conservar lo máximo posible el brillo original.

June female monkstrap by Beatnik Shoes

Los apliques metálicos, ojales, detalles, brocas o brocales, están realizados en acero inoxidable ionizado para evitar los rasguños, la suciedad y facilitar la limpieza en caso de cualquier mancha accidental.

El acero inoxidable endurecido es necesario para resistir los ataques de humedad, y por otro lado para resistir las ulceraciones o deformidades motivadas por la presión del cordón o ante cualquier otra incidencia o presión excesiva.

Mocasín hombre Everson por Beatnik Shoes

En el mismo material con el que se trabajan las piezas, piel de becerro, se realizan las borlas, adornos y apliques, para que el envejecimiento sea todo en una pieza y se conserven todos los matices de la piel, en las diferentes etapas de uso.

Por otro lado las trazas y la vetas de la piel se eliminan o neutralizan para que no se pueda apreciar a simple vista ninguna imperfección o cambio, al igual que con las piezas principales del zapato.